Video poemas mios con música

Loading...
Si te gusta éste blog pincha aquí, para recomendar. Gracias

                        

----Publicados 269---- La poesía es SEDUCCIÓN, SENSUALIDAD, el arte de conquistar el corazón por medio de la palabra. Mi agradecimiento infinito, a todos los que estáis inscritos,y...tambien a los que en el anonimato, me leéis.

Buscar este blog

sábado, 27 de agosto de 2011

El mapa de mi cuerpo


Oculto en una gruta, casi inapreciable 
tesoro descubrí en  tus deseos,
tus anhelos deseosos de placer
blanca vainilla de sabor, y olor
 mi piel oliste,
 palparon uno a uno tus dedos el calor
 y cada palmo de mi desnudo ser.

Desde el abismo de las estrellas,
cayeron rendidas las fieras
ante los  llameantes labios,
bocas húmedas y hambrientas
 por elixir del amor.

Las colinas enrojecidas de mi cuerpo
quedaron embrujadas.
Ríos de lava cayeron por su ladera
encendido fuego brotaba.

Efímera la noche al depredador
devorando la pasión hasta acallar,
los últimos suspiros.
Palpaste cada centímetro de…
el mapa de mi cuerpo.  

martes, 23 de agosto de 2011

HOY...



Hoy, quiero caminar sola
por las calles de adoquines mudos,
entre el gentío ciego que se cruzan.

Hoy, me visto con mi soledad
y me desnudo de mis miedos,
ante los hastíos de las aceras,
y testigos de  ciegos pájaros  en vuelos.

Hoy, ya no queda espacio, ni horas,
 el reloj de la espera, no tiene manillas
se escurre el tiempo,
entre los dedos de mis quimeras.

Hoy, camino sabiendo
que no tengo más abrigo,
que la manta que me hilé,
ni más cobijo, que el raso cielo azul
de  aquel manto de estrellas.

Hoy, ya no oiré, los perros ladrar
a mis espaldas,
 se difuminaran sus gruñidos
como volutas de humo.

Hoy, focalicé, el sendero
y…caminaré simplemente,
aunque en mil y una piedras trastabille.

domingo, 14 de agosto de 2011

Los pliegues de las horas





Cuando el sol se marcha
por la esquina de mi día,
las palabras vuelan
entre resquicios de olvidos.

Solo quedan racimos
de momentos marchitados,
escondidos entre los pliegues
de mi profunda soledad.

Repletos de alas blancas
levitan los recuerdos,
por las aristas de los sueños
que se esconden en los troncos,
de los ficus milenarios.

Aquellos helechos de quimeras
que florecen entre las sombras,
de esos abrazos partidos,
en el alba de mis sentimientos.